lunes, 1 de marzo de 2021

Apuntes para una bibliografía de Valencia del Ventoso (IV): Prehistoria, Edad Antigua y Arqueología

En esta entrega vamos a reseñar varias publicaciones con una referencia clara e interesante a la Prehistoria y la Edad Antigua en el territorio que hoy ocupa el municipio de Valencia del Ventoso.

 

Arqueología de las comarcas del suroeste de Badajoz. Valencia del Ventoso y Fregenal de la Sierra - Alicia Prada GallardoEdita Aqualia – Badajoz, 2007.

Este libro de la arqueóloga de origen local Alicia Prada está basado en su trabajo de investigación inédito desarrollado en el Área de Prehistoria de la Universidad de Alcalá de Henares Carta Arqueológica de las comarcas del Suroeste de Badajoz: los términos municipales de Valencia del Ventoso y Fregenal de la Sierra”.

Se trata de un completo y bien documentado catálogo de los yacimientos arqueológicos de los dos términos municipales, en el que también se incluyen dos fichas arqueológicas de Medina de las Torres y otras dos de Valverde de Burguillos.

Después de la introducción y la descripción de la metodología empleada sigue una extensa, completa y detallada exposición de las características geográficas y geológicas de la zona enmarcada por el estudio, siguiendo a continuación el completo catálogo de las 37 fichas arqueológicas de que consta el estudio, muchas de ellas inéditas.

En las páginas 65 a 141 se describen las 19 fichas arqueológicas correspondientes al término municipal de Valencia del Ventoso.

En las conclusiones finales la autora pone de manifiesto su esperanza en que este amplio inventario, esta completa carta arqueológica de la zona estudiada, sirva para la gestión e investigación del valioso patrimonio cultural de la zona y facilite la programación de futuras intervenciones que propiciarán a su vez la protección y conservación de este rico patrimonio arqueológico.


El bronce tartésico conocido como “Guerrero de Medina de las Torres”. Notas sobre su hallazgo en Valencia del Ventoso (1903) - Pablo Ortiz Romero - Cuadernillo La Rosa de los Vientos, número 1 - Ed. Ayuntamiento de Valencia del Ventoso, agosto de 2007.

Este interesante y polémico estudio del profesor, arqueólogo e historiador Pablo Ortiz Romero ya había sido publicado anteriormente en Cuadernos de Çafra, Revista del Centro de Estudios del Estado de Feria, número III, Zafra, 2005, (pp. 95 – 112), aquí se reproduce íntegramente, añadiendo como anexo el artículo que sobre la misma figura publicó el profesor Antonio Blanco Freijeiro:“Un bronce ibérico en el Museo Británico”, en Archivo Español de Arqueología, número XXII, Madrid, 1949 (pp. 282-284).

Cuatro años después de la primera publicación de este estudio de Pablo Ortiz, ve la luz la publicación de Daniel Palacios Cerrato “Guerreros de Medina de las Torres” (Ed. Diputación de Badajoz, 2009), en la que el autor rebate la hipótesis del hallazgo en Valencia del Ventoso y da la noticia de la aparición, no de uno, sino de tres bronces de guerreros en 1903 en el yacimiento de la antigua estación de FFCC. de Medina de las Torres.

Como bien dice José María Lama: ”Más allá de las polémicas sobre si fue descubierta en Medina de las Torres o en Valencia del Ventoso, o si son una o tres las piezas, lo interesante es que se insertan en el espacio arqueológico de la cuenca del Bodión, que según todos los indicios ejerció de periferia de Tartessos” (*).

La colección de cuadernillos de temas locales La Rosa de los Vientos, un proyecto cultural municipal, que nació en el verano de 2007 con la intención de consolidarse y perdurar en el tiempo, desgraciadamente ha tenido una vida efímera pues hasta la fecha solamente se ha editado este número 1 que reseñamos. 

 

Hallazgo de un enterramiento en fosa de la transición Calcolítico-Edad del Bronce en Valencia del Ventoso (Badajoz) - Alicia Prada Gallardo, Enrique Cerrillo Cuencaen Revista de Estudios Extremeños – Tomo LX, Número II, Mayo – Agosto, 2004- Diputación de Badajoz (pp. 451 - 473).

En este artículo se describe el hallazgo fortuito de una inhumación simple dentro del casco urbano de Valencia del Ventoso a primeros del año 2004 con motivo de las obras de mejoras del alcantarillado y pavimentación promovidas por el Ayuntamiento en la calle San José.

El estudio de los restos óseos y del ajuar que le acompañaban se encuadra, según los autores, dentro de un periodo arqueológico escasamente conocido como es el tránsito del Calcolítico a la Edad del Bronce.


El área funeraria de Paniagua (Valencia del Ventoso, Badajoz) - Yolanda Pereira Ramosen Revista de Estudios Extremeños – Tomo LXXII, Número II, Mayo – Agosto, 2016- Diputación de Badajoz (pp. 789 - 816).

Este artículo da a conocer el estudio sobre la intervención arqueológica de urgencia realizada en el paraje de Paniagua en Valencia del Ventoso a consecuencia del expolio sufrido en 2009 en que se sustrajeron los depósitos funerarios de tres cistas del yacimiento. Estos hechos, denunciados por el Ayuntamiento a la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, determinaron la realización de una intervención de urgencia con el fin de documentar el área funeraria y evitar más expolios. En la intervención se excavaron más de 30 estructuras funerarias, aportando interesantes datos sobre la reutilización funeraria durante la Edad de Bronce de este espacio previamente calcolítico.


El yacimiento de Paniagua: Un área funeraria de la Edad de Bronce en la cuenca del río Ardila - Yolanda Pereira Ramos – en Patrimonio Cultural en la Mancomunidad Río Bodión: Encuentros y desencuentros (**) – Carlos Moreno y Aniceto Delgado (Coords.) - Ed. Mancomunidad Río Bodión y Diputación de Badajoz - Badajoz, 2018 (pp. 107 – 119).

En este artículo, la arqueóloga Yolanda Pereira, que en el año 2009 dirigió la intervención de urgencia en la necrópolis de Paniagua, ahonda y amplía su avance de estudio citado anteriormente y publicado en la Revista de Estudios Extremeños en 2016, centrándose ahora en la caracterización de esta necrópolis de cistas dentro del Bronce del Suroeste.


La Edad de Hierro y la conquista romana del Bodión - Pablo Paniego Díaz - en Patrimonio Cultural en la Mancomunidad Río Bodión: Encuentros y desencuentros (**) – Carlos Moreno y Aniceto Delgado (Coords.) - Ed. Mancomunidad Río Bodión y Diputación de Badajoz - Badajoz, 2018 (pp. 17 - 30).

En este trabajo, el arqueólogo Pablo Paniego, nos presenta, valiéndose de las fuentes clásicas y de los estudios arqueológicos, una visión de los hechos históricos que se desarrollaron en la cuenca del río Bodión y sus inmediaciones en la Edad del Hierro y la conquista romana de la zona, periodo que abarca casi todo el I milenio a. C. 


Las terracotas del Cerro de San Pedro (Valencia del Ventoso, Badajoz) - Joaquín Gómez Pantoja y Alicia Prada Gallardoen Hispania Antiqua, XXIV, 2000, (pp. 383 - 409).

Este artículo da noticia y estudia un conjunto de figuras de terracota y otros materiales de época romana, procedentes de una colección particular, aparecidos en el cerro de San Pedro de Valencia del Ventoso. Lo más relevante del hallazgo son las terracotas, que corresponden a distintos tipos de Minerva, aunque también se encontró un fragmento perteneciente a la iconografía de Mercurio.


                        
       
©
Lorenzo Suárez, marzo de 2021


(*) Entre Guadiana y Sierra Morena – Historia, arte y naturaleza de la comarca Zafra-Río Bodión” - José María Lama (Coord.) - Ed. Centro de Desarrollo Rural Zafra Río Bodión – Zafra, 2015.

(**) Esta publicación recoge los trabajos que se expusieron en las Primeras Jornadas sobre Patrimonio Cultural de la Mancomunidad de Municipios Río Bodión, que se celebraron del 26 al 28 de mayo de 2017 en las localidades de Atalaya, Valencia del Ventoso y Valverde de Burguillos.



sábado, 20 de febrero de 2021

Apuntes para una bibliografía de Valencia del Ventoso (III): El Fuero del Baylío

En esta tercera entrega de nuestros apuntes vamos a intentar abordar de forma breve y sencilla el muy documentado, como podremos ver, aunque polémico y poco conocido Fuero del Baylío. 

 

"Fundación de la Casa del Ventoso por la Orden del Temple" Ismael Barraso Franco - Acrílico sobre lienzo - 210X148 cm. - 2015 - Ayuntamiento de Valencia del Ventoso

El 24 de junio de 1272, el maestre provincial de la Orden del Temple se reunía en la fortaleza de la encomienda de Jerez de los Caballeros junto a otros catorce comendadores y caballeros de la orden en un capítulo extraordinario para otorgar los límites propios de la encomienda de la Casa del Ventoso, en aquel tiempo Jerez de los Caballeros era la capital del Bayliato. Valencia del Ventoso nacía entonces como encomienda formalmente reconocida y delimitada. Hoy, casi 750 años después, los límites o linderos otorgados por los templarios a su casa del Ventoso siguen siendo exactamente los mismos que marcan su actual término municipal.

 

Detalle del cuadro de Ismael Barraso

Según nos cuenta Gonzalo Martínez Diez en su libro “Los templarios en los reinos de España”, esta encomienda del Ventoso se convertiría unos años más tarde, sobre 1310, en la capital del Bayliato del Ventoso, cuyo comendador o Baylío gobernaría el territorio conformado por la fortaleza de Burguillos del Cerro y sus aldeas de Atalaya y Valverde junto con la fortaleza de Fregenal de la Sierra con sus aldeas de Bodonal e Higuera.

Es probable que en estos años de finales del siglo XIII un Baylío o comendador de Jerez de los Caballero o de la Casa del Ventoso sancionara la antigua costumbre de estos territorios de casarse bajo el régimen de comunidad universal de bienes, quedando esa sanción recogida en una carta o privilegio llamado Fuero del Baylío, documento que debió existir pero desapareció y no se ha encontrado, aunque se mantiene la esperanza de que algún día aparezca en algún archivo o lugar olvidado durante estos últimos siete siglos. 

Portada de "El Fuero del Baylío" de Juan Boza Vargas, Fregenal de la Sierra, 1898 (Archivo personal de Lorenzo Suárez) Debo este ejemplar a la generosidad de Juan Andrés Serrano Blanco

El llamado Fuero del Baylío es un Derecho foral que se aplica actualmente en Valencia del Ventoso y 18 municipios más de la provincia de Badajoz: Alburquerque, La Codosera, Burguillos del Cerro, Fuentes de León, Valverde de Burguillos, Atalaya, Jerez de los Caballeros (con sus tres pedanía de La Bazana, Valuengo y Brovales), Oliva de la Frontera, Valencia del Mombuey, Valle de Matamoros, Valle de Santa Ana, Zahinos, Olivenza (con sus seis pedanías de San Rafael, Santo Domingo, San Jorge, San Benito, Villareal y San Francisco), Alconchel, Cheles, Higuera de Vargas, Táliga y Villanueva del Fresno. También se aplicó en la plaza de Ceuta hasta el inicio de la Guerra Civil. 

 

Mapa: Borrallo Salgado, Teófilo. 1915

Se trata de un ordenamiento jurídico especial sobre el régimen económico del matrimonio que afecta a las personas residentes en el territorio de estos 19 términos municipales. Esta norma jurídica determina que todos los bienes que los cónyuges aportan al matrimonio o adquieren por cualquier razón, se comunican por mitad a ambos y al disolverse el matrimonio se dividen por mitad como si fueran gananciales.

El Fuero del Baylío es una práctica consuetudinaria, es decir, basada en la costumbre, pero reconocida por la ley y la jurisprudencia, que sigue plenamente en vigor.

 

Portada de "Con el pie en el estribo...(Génesis y postrimerías del Fuero del Baylío)" de Manuel Madrid del Cacho, 2009

Sobre la vigencia actual de la norma no existe duda alguna, es un criterio unánime entre juristas, estudiosos y expertos en la materia, y lo demuestra la constante aplicación en la práctica en escrituras notariales y en la jurisprudencia de los conflictos en la aplicación de la misma. Tampoco parece existir duda alguna en cuanto al ámbito territorial de su aplicación: los 19 municipios citados.

Si exceptuamos estas dos cuestiones indiscutibles: vigencia y ámbito territorial afectado, todos los demás aspectos siguen en discusión y debate por parte de juristas, historiadores y expertos: Origen del Fuero, ámbito personal, momento en que se produce la comunicación de los bienes, afectación a los divorcios o separaciones matrimoniales, afectación a las parejas de hecho y nuevas figuras de matrimonio actuales, etc. 

Portada de "El Fuero del Baylío. Único derecho foral en Extremadura" de Antonio L. Rubio Bernal y Adolfo Trocolí Torres, 2019 

La selección bibliográfica que ofrecemos a continuación es solo la punta del iceberg de la ingente cantidad de artículos, estudios, ensayos y ponencias publicados sobre el Fuero del Baylío, pero que entendemos suficiente para cualquiera persona interesada en ahondar en el conocimiento y estado de la cuestión sobre el asunto. 

Portada de "El Fuero del Baylío como Derecho Foral de Extremadura", Mercenario Villalba Lava, 2009

Como vemos, existen ríos de tinta publicados sobre el Fuero del Baylío. No perdemos la esperanza de que el gran caudal de conocimiento sobre esta institución de derecho tan antigua, único Derecho Foral en Extremadura, sirva más pronto que tarde para que lo veamos plasmado en una norma escrita o compilación que dote de seguridad jurídica a sus aforados y a los técnicos y juristas que deben aplicarlo.

 

Una selección bibliográfica del Fuero del Baylío


  • ÁLVAREZ GILES, Ángel: “El Fuero del Baylío o la carta a mitad (especial referencia a Fuentes de León). En Revista de Estudios Extremeños, T. LX, II, mayo, agosto, 2004. Diputación de Badajoz. Badajoz, 2004.

  • ARRIBAS PORTALES, Pedro: “Algunas anomalías del Fuero del Baylío y de su aplicación conjunta con instituciones del Código Civil”. En Revista Crítica de Derecho Inmobiliario. T. XVIII, año XXI, número 203. Abril, 1945, pp. 262-268.

  • BENÍTEZ LÓPEZ, Florencio: “Extremadura y su Fuero de Bailío””. En Revista de Extremadura, Julio de 1899. T. I, pp. 247-252.

  • BORRALLO SALGADO, Teófilo: “El Fuero del Baylío. Estudio Histórico-Jurídico” . Imprenta de Vicente Rodríguez. Badajoz, 1915.

  • BOZA Y VARGAS, Juan: “El Fuero del Baylío”. Imprenta de Indalecio Blanco, Fregenal de la Sierra, 1898.

  • BUYLLA, J.: “El Fuero de Baylío y el Código Civil”. En Anales de la Universidad de Oviedo, año II, 1902-1903, pp. 225 y sgts.

  • CARVALLO, Wenceslao José: “Fuero del Baylío. Necesidad de su aplicación uniforme por los Registradores”. En Gaceta de Registradores y Notarios, número 887, Madrid, 1879.

  • CERDEIRA BRAVO DE MANSILLA, Guillermo: “El Fuero del Baylío: su pervivencia y contenido en Extremadura”. En Revista Crítica de Derecho Inmobiliario, 679, spt-oct. 2003, pp. 2655 – 2698.

  • CERRO Y SÁNCHEZ-HERRERA, Eduardo: “Investigación sobre el Fuero del Baylío”. Ed. Revista de Derecho Privado, Madrid, 1974.

“Sobre el régimen de comunidad absoluta de bienes en el matrimonio”. En Revista de Estudios Extremeños, T. XXXVII, I, Badajoz, 1981, pp. 93 -138.

“El título preliminar del Código Civil y El Fuero del Baylío”. Badajoz, 1964, pp. 473 – 503.

  • FERNÁNDEZ DÍAZ, José: “El Fuero del Baylío”. En Revistas de Extremadura, T. VIII, 1906.

  • GARCÍA GALÁN, Antonio: “Antecedentes históricos del Fuero del Baylío”. En Revista de Estudios Extremeños, T. XLVIII, III, septiembre - diciembre, 1992, pp. 127 – 151.

“El llamado Fuero del Baylío en el territorio de Olivenza”. Institución Cultural el Brocense. Badajoz, 1976

  • GIL SOTO, Alfonso y PERIAÑEZ GÓMEZ, Rocío: “La aplicación del Fuero del Baylío en la Edad Moderna Extremeña”. En Revista de Estudios Extremeños, T. LVI, I, 2000, pp. 247 – 260.

  • LA MONEDA DÍAZ, Francisco: “La solidaridad en el Fuero de Baylío frente a los regímenes económicos matrimoniales de los Derechos forales”. En Anuario de la Facultad de Derecho, 14-15, Cáceres, Universidad de Extremadura, 1996-1997, pp. 419 - 426

  • MADRID DEL CACHO, Manuel: “Con el pie en el estribo… (Génesis y postrimerías del Fuero del Baylío). Ed. del autor, Córdoba, 2009.

“El Fuero del Baylío: un enclave foral en el Derecho de Castilla”. Ed. del autor. Córdoba, 1963.

  • MAHILLO SANTOS, Juan: “Estudio sobre el Fuero del Baylío”. En Revista de Estudios Extremeños. Número XIV – II, 1958, pp. 159 – 172.

  • MARTÍNEZ PEREDA, Matías: “El Fuero del Baylío residuo vigente del Derecho celtibérico. Errores de la doctrina y la jurisprudencia”. En Revista Crítica de Derecho Inmobiliario. Números 3 y 5, Madrid, 1925, pp. 213 – 222 y 353-363. 

    Portada del anuario "Parlamento y Sociedad", número 0, 1999
     

  • “Parlamento y Sociedad”, Anuario de Ciencias Jurídicas y Sociología de la Asamblea de Extremadura. Año 1999, IV Legislatura,número 0. “Número monográfico de las Jornadas sobre el Fuero del Baylío que organizadas por la Asamblea de Extremadura y el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura se celebraron en Olivenza los días 12 y 13 de noviembre de 1998”. Ed. Asamblea de Extremadura, Mérida, 1999.

  • PERALTA Y CARRASCO, Manuel: “El llamado Fuero del Baylío. Historia y vigencia del Fuero Extremeño”. Logroño, 2000.

  • RAMÍREZ JIMÉNEZ, Manuel: “El Fuero del Baylío y su vigencia en Ceuta”. En Anuario de Derecho Civil, Tomo XV, 1958, pp. 999 – 1023.

  • RODRÍGUEZ CONTRERAS, Martín: “El Fuero del Baylío”. En Actas de Encuentros de Historia de Extremadura y su didáctica. Centro de Profesores de Badajoz y Cáceres. Badajoz, 1993. pp. 203-205.

  • ROMÁN GARCÍA, Antonio: “El régimen económico-matrimonial del Fuero del Baylío. (Aproximación al estudio de la normativa del Fuero del Baylío)”. En Anuario de la Facultad de Derecho de Cáceres, n.º. 8, año 1990, pp. 439 - 457.

“El Derecho Consuetudinario: El Fuero del Baylío”. En El Derecho en Extremadura, Asamblea de Extremadura, Mérida, 2005, pp. 303 – 321.

  • RUBIO BERNAL, Anonio L., y TROCOLÍ TORRES, Adolfo: “El Fuero del Baylío: Único derecho foral en Extremadura”. Ed. Diputación de Badajoz y Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, Badajoz, 2019.

  • VILLALBA LAVA, Mercenario: “El Fuero del Baylío como Derecho Foral de Extremadura”. Ed. Asamblea de Extremadura, Mérida, 2009.

  • YZQUIERDO TOLSADA, Mariano: “El Fuero del Baylío, vigente pero no viable”. En Actualidad Civil, n.º 19, mayo de 1991, pp. 239 – 256.


                                                     © Lorenzo Suárez, febrero 2021


viernes, 5 de febrero de 2021

Un misterioso jinete a caballo entre dos siglos. El mural cerámico de Nitrato de Chile de Valencia del Ventoso.

 

Cartel en Valencia del Ventoso (Foto: L. Suárez)

Un misterioso jinete a caballo saluda desde hace más de setenta años a quienes llegan a la Plaza de España de Valencia del Ventoso. Nuestro querido amigo y pariente José González Nogales, nacido a primeros de 1937, cuenta que lo vio colocar cuando solo era un muchachote, posiblemente a principios de los años cuarenta del siglo pasado. El icónico cartel publicitario de Nitrato de Chile lleva anunciándose en un lugar destacado de la plaza principal de Valencia del Ventoso más de setenta años. 

Cartel Nitrato de Chile en Valencia del Ventoso (Foto: L. Suárez)

El mural está compuestos de 42 azulejos de 15X15 cm., sus dimensiones son de unos 90 cm. de ancho por 105 cm. de alto, con una superficie aproximada de 1 m2.  Como podemos apreciar su tamaño es modesto si lo comparamos con otros murales con el mismo motivo que comentamos más abajo: Fuente de Cantos, Trujillo ..., y no digamos con el monumental recientemente restaurado en en la ciudad canaria de Santa Cruz de la Palma con una superficie de más de 8 m2. Es posible que el tamaño se adaptara al espacio donde pretendía ser colocado, entre los marcos de los huecos de las dos ventanas. El mural, como casi todos los que se conservan en España, fue elaborado en el taller de azulejos de Ramón Castelló en Valencia como podemos comprobar por la pequeña marca o firma del ceramista existente en el ángulo inferior izquierdo.
 
Imagen de la marca o firma del ceramista - (Foto: L. Suárez - agradezco a Francisco Hernández Sayago su colaboración para la toma de esta imagen)
 
 
El cartel se encuentra en la finca urbana número 2 de la calle Luis Chamizo, en la fachada del primer piso que da a la Plaza de España, frente al Ayuntamiento de la localidad. Este edificio albergó en los años de la posguerra y hasta los años 60 del siglo pasado el conocido Casino de Aniceto, que regentaba el señor Aniceto Barrero. El casino se ubicaba en la planta baja del edificio y contaba con espacio de barra de bar-cafetería y venta de toda clase de chucherías y golosinas, sala de juego con cuatro mesas para los juegos de naipe, dominó, ajedrez, etc. contando en el centro con una mesa de billar francés, también disponía de una sala de televisión en la que por un módico precio (50 céntimos de peseta en los años 60) se podía disfrutar toda un a tarde de la programación de televisión. Posteriormente el local con la denominación de Bar Acuario, fue regentado por Gonzalo Martínez, sobrino del señor Aniceto. Actualmente el edificio se encuentra cerrado y sin actividad.
 
Vista general del edificio, a la izquierda calle Luis Chamizo, al fondo el Altozano - (Foto: L. Suárez)
 
El nombre bajo el misterioso jinete evoca personajes de fábulas, nos recuerda leyendas de famosos caballeros: Palmerín de Inglaterra, Felixmarte de Hircania, Don Quijote de la Mancha, Lisuarte de Grecia, … y Nitrato de Chile. Un caballero andante, un héroe del campo que defiende las cosechas peleando por la tierra frente al sol y las fuerzas de la naturaleza.
 
El producto que anuncia el cartel, el Nitrato de Chile, hace muchos años que, por falta de uso, cayó en el olvido. La mayoría de las personas que hoy al pasar por la plaza reparan en el anuncio no han llegado a conocer el producto que pregona, algunas ni siquiera sabrán de qué producto o mercancía se trata. El Nitrato de Chile era un fertilizante o abono natural compuesto a base de nitrato de sodio, que en su país de origen, Chile, contaba con grandes depósitos naturales. A mediados del siglo XIX se había demostrado científicamente que el nitrógeno intervenía positivamente potenciando el crecimiento y buen desarrollo de las plantas. Con el abonado de nitrato se conseguía en ocasiones triplicar la producción de las cosechas agrícolas, sobre todo las de cereal.

No cabe la menor duda que el anuncio de Nitrato de Chile estaba dirigido a la gente del campo, a los agricultores y campesinos, y que mejor sitio para llegar a ellos que la plaza del pueblo. Las plazas de nuestros pueblos, además de ser el espacio más importante y concurrido de la actividad local, eran desde tiempos inmemoriales y hasta mediados de la década de los sesenta del siglo pasado la lonja de contratación de la mano de obra del campo. Los jornaleros y campesinos en busca de trabajo acudían diariamente antes de amanecer a la plaza donde los capataces y manijeros de los terratenientes y los medianos labradores elegían y contrataban las cuadrillas o los refuerzos diarios para las labores del campo. 

Calendario 1933 (Archivo Nacional de Chile) 


 

Hasta los años veinte del siglo pasado el Nitrato de Chile no tuvo competencia alguna en los mercados internacionales debido a la cantidad, calidad y bajos coste de producción de los grandes depósitos naturales existentes en el norte del país. Pero el nitrato, además de fertilizante, era también un ingrediente básico y fundamental en la fabricación de la pólvora. El estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914 hizo crecer considerablemente la demanda de nitrato debido a las necesidades de abastecimiento de pólvora a los ejércitos implicados en la contienda. El nitrato procedente de Chile no era suficiente para cubrir esta gran subida registrada en la demanda. La posible solución pasaba por fabricar nitrógeno artificial intentando sintetizar el nitrógeno presente en el aire. A pesar de las enormes dificultades técnicas, como siempre, la necesidad agudizó el ingenio. Una vez terminada la Primera Gran Guerra, Alemania llegó a disponer de la técnica suficiente para poder fabricar y producir de manera industrial nitrógeno sintético.

La entrada del nitrógeno sintético en el mercado internacional provocó una drástica caída en la demanda del nitrato natural chileno, lo que llevó a las autoridades chilenas a promover una gran campaña publicitaria mundial para levantar y mantener la demanda de la producción de nitrato que en aquellos años era la base fundamental de la economía del país.

Portada agenda agrícola año 1933
 

La campaña publicitaria se materializó en distintos formatos y soportes. El soporte más utilizado fue el papel y cartón impresos: calendarios, almanaques, octavillas, carteles, agendas, dietarios, litografías en cartón piedra, etc., utilizando distintos diseños, estilos y motivos para cada uno de los diversos países. En algunos países los motivos y diseños de la campaña publicitaria pasaron del papel y cartón a la chapa y los azulejos cerámicos. El azulejo, además de su belleza decorativa, aportaba un soporte publicitario resistente y de extraordinaria duración. 

Anuncio en chapa metálica (Imagen: Vega&Mugo - loscarteles.es)
 

El motivo más representativo de la campaña en España y Portugal, el dibujo con el jinete y el caballo que se había convertido en la inconfundible imagen de marca de Nitrato de Chile en la península ibérica, saltó de los soportes en papel, cartón o chapa a los bellos murales en cerámica esmaltada que conocemos y que han llegado a nuestros días como el estupendo original que podemos contemplar en la plaza de España de Valencia del Ventoso.

Adolfo López-Durán Lozano (Foto: Diario Hoy)

Durante años se atribuyó la autoría del famoso cartel de Nitrato de Chile a Mariano Rawicz, artista gráfico de origen polaco que llega a España a finales de los años 20 y que trabaja de diseñador en la empresa Gráficas Faure de Madrid, que era la encargada de realizar la publicidad de Nitrato de Chile para España. Algunos autores consideran que la historia del diseño gráfico en España comienza con la llegada a Madrid de Mariano Rawicz y su amigo y compatriota, el también artista gráfico, Mauricio Amster. Las últimas investigaciones apuntan a que el autor del dibujo original del cartel es Adolfo López-Durán Lozano, madrileño, estudiante de arquitectura por aquellos años, excelente dibujante, que ocupó la cátedra de la asignatura Análisis de Formas en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid de 1941 a 1972. Sin embargo, los especialista en diseño gráfico sostienen que fue Rawicz el encargado de adaptar el magnífico dibujo de López-Durán a la cerámica y también que habría sido él quien aportó la idea del juego visual de la figura del jinete y el caballo que unas veces parece que se acerca y otras parece que se aleja dependiendo del ángulo de nuestra mirada. 

Mariano Rawicz (Portada del libro de sus memorias- Ed. Comares)

Los anuncios cerámicos originales de Nitrato de Chile se conservan en algunas ciudades y pueblos de España. En Extremadura conocemos varios ejemplos, muy cerca de Valencia del Ventoso, en Fuente de Cantos existe uno original, bien conservado, de tamaño un poco mayor que el de Valencia del Ventoso y que recientemente ha sido adecentada la fachada del edificio en el que está colocado. 

Cartel de Fuente de Cantos antes de ser reparada la fachada (Foto: Joaquín Soria García - Primer premio del X Certamen Fotográfico Mancomunidad de Tentudía)
 

Cartel de Fuente de Cantos después de ser reparada la fachada (Foto:L.Suárez)
 

Conocemos otro estupendo cartel original en la fachada de la plaza de toros de Olivenza junto a la entrada de acceso a los tendidos de sol, esta circunstancia ha sido tenida en cuenta en el cartel que para el año 2020  anunció el 30 aniversario de la Feria Taurina de la localidad que tomó como base para su elaboración el diseño del cartel de Nitrato de Chile.

El cartel en la fachada de la Plaza de Toros de Olivenza (Foto: viajesdelaparejita.blogspot.com)

Cartel aniversario de la Feria Taurina de Olivenza (Foto: Diario Hoy)

También tenemos conocimiento de la existencia en Extremadura de dos carteles originales más, uno en Trujillo y otro en Medellín. 

Cartel en Trujillo (Foto: José Manuel López Caballero - Diario Hoy)

 
Cartel en Medellín (Foto: Pedro Muñoz Barco - Diario Hoy)

Reproducimos a continuación parte de la bella e interesante descripción que Ricardo L. Barbas Nieto-Laina hace del cartel y su simbología en su completo y detallado estudio “La publicidad del Nitrato de Chile en el primer tercio del siglo XX”:

“… el cartel publicitario del “Nitrato de Chile”, de sencillez exquisita, una forma en sombra, limitada por una sencilla línea blanca, que separa lo terrenal de lo divino que es el sol, en amarillo (al anochecer o al amanecer). El impacto es sobrecogedor negro sobre amarillo, una combinación de dos colores simples que se dan en la naturaleza frecuentemente, y que poseen un fuerte significado en el subconsciente de la mente humana, sirviendo para avisar de alguna circunstancia excepcional, incluso peligrosa. Esto produce uno de los primeros retos del cartel publicitario, que es llamar la atención sobre él.

La línea blanca de los contornos separa drásticamente dos espacios, negro y amarillo, la tierra y el cielo. En negro la base (tierra), el caballo, el jinete y la vegetación…..

En la parte baja se sitúa en letras grandes blancas NITRATO DE CHILE, en la zona que representa el suelo o la tierra de cultivo. Con ello se indica que adquiriendo el nitrato, y echándolo en la tierra que pisas es decir en la propiedad, tendrás la seguridad de la cosecha, y el dominio de la misma…

El fondo lo ocupa el color amarillo, representa al sol y su fuerza. La luz que todo lo inunda, que da la vida y la quita, por encima de lo terrenal, …. Representa el cielo, las tempestades, las sequías, el calor, la fuente de toda vida y de las cosechas, en una palabra lo que no se puede controlar ni dominar. …

El cartel es una alegoría a los opuestos, el ying frente al yang de la realidad que nos rodea. La luz del sol (color amarillo), frente a la oscuridad (color negro), lo luminoso incontrolable e indómito de la naturaleza, frente a lo oscuro, lo dominado por el hombre, la tierra, la vegetación y los animales, incluso la templanza del propio ser humano. Es una representación de los contrapuestos que se unen día a día, formando un todo, representado de nuevo por la moldura y línea que rodean toda la imagen en color negro y blanco respectivamente.”

Imagen en el folleto de la exposición "Signos del Siglo" (100 años de Diseño Gráfico en España)  -    Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía - 14-03 / 20-05 de 2000

Cartel en S.Pedro Sul - Viseu- Portugal (Foto: joaquimalexandrerodrigues.blogspot.com)


El cartel mural cerámico de Nitrato de Chile es, como el toro de Osborne, todo un símbolo de nuestra tierra, de nuestro mundo rural, un icono comercial histórico de gran valor artístico, una pieza maestra del diseño y del Art Déco. Estos carteles cerámicos deberían conservarse y protegerse no solo porque son un recuerdo de la vida rural del pasado siglo, sino por su gran valor histórico y artístico.


                                                                    ©Lorenzo Suárez, febrero de 2021


Bibliografía consultada

Barbas Nieto-Laina, Ricardo L. - “La publicidad del Nitrato de Chile en el primer tercio del siglo XX. Ejemplos de Art Dećo en el Valle del Henares. Azulejería, cerámica y publicidad” - Consultado en la web de Biblioteca Nacional de Chile, www.memoriachilena.gob.cl

Pérez, Carlos - “En serio y en broma: notas breves sobre la prehistoria del diseño gráfico en España”. En GRAFISTAS – Diseño gráfico español 1939-1975 – Ministerio de Cultura, Secretaría General Técnica, Centro de Publicaciones, Madrid, 2011.

Rawicz, Mariano - “Confesionario de papel. Memorias de un inconformista” - Editorial Comares, Granada, 1997