miércoles, 29 de diciembre de 2010

La matanza

Por estas fechas, en mi pueblo se viene repitiendo desde la noche de los tiempos una de nuestras más viejas tradiciones, el rito ancestral de la matanza. Nuestras mañanas de invierno se llenan de olor a carne chamuscada, a sangre caliente, al bullicio y la alegría de los familiares y amigos que participan en este tradicional holocausto culinario.
Ayer y antesdeayer he estado de matanza, mi buen amigo y vecino Pepe me invitó a la matanza familiar que viene realizando todos los años. Así pude disfrutar de este tradicional ritual de fiesta y celebración familiar alrededor del sacrificio del cerdo.
Dos buenas jornadas de trabajo: chamuscado, separación y troceado de las carnes, elaboración de los embutidos, y todo ello regado y aderezado con buen vino y abundante comida: migas, presas y pestorejo asado, cocido. Unos buenos ratos de amena conversación y ambiente familiar.
En estos tiempos que se avecinan es una tranquilidad y un alivio saber que la despensa quedará bien dispuesta de estas estupendas viandas, y así poderse enfrentar con más alegría al incierto futuro.

martes, 28 de diciembre de 2010

Portal Viviente 2010 Valencia del Ventoso

Puedes pinchar en la foto para ver el álbum de fotos de Juan Carlos Díaz, con las mejores fotos del Portal Viviente 2010 de Valencia del Ventoso, que año tras año organiza la Asociación Cultural Ardila con la colaboración de la Parroquia y el Ayuntamiento.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Las “Candelas de Nochebuena” en Valencia del Ventoso”

Acumulad la leña reseca,
alzad, alzad en vuestros valles las hogueras
y que toda la noche, y que todas las noches
de este año que muere
las abrase una enorme lengua roja.
Dichosos sois, ya que le dais la espalda
a la nueva barbarie y apuráis
el año en armonía con la tierra.

Antonio Colinas

Como en otros muchos pueblos de Extremadura, en Valencia del Ventoso aún perdura la ancestral costumbre de encender las tradicionales candelas la noche de Nochebuena. La razón que siempre le hemos oído a nuestros mayores sobre el motivo de esta costumbre es que se encienden para calentar al Niño recién nacido. Sin embargo, creo que las razones que indujeron a nuestros antepasados a encender estas hogueras fueron otras distintas.
Sánchez Dragó, en su “Historia Mágica de España”, dice que hubo aquí navidades mucho antes de que la Navidad de Cristo las bautizara. Es lógico pensar que la primitiva religiosidad de nuestros más remotos antepasados girara en torno al reloj de la naturaleza, y que en estas últimas semanas de diciembre, cuando disminuye y parece que va a desaparecer la luz y el calor del sol, el miedo a que no vuelva la esperada primavera haría que, en torno a la noche más larga del año, se rindiera culto a esa naturaleza para que su luz no se apagara para siempre.
Según varios autores, en la antigüedad precristiana ya se encendían hogueras en las fiestas del solsticio de invierno, las Saturnales. Fiestas que duraban siete días, del 17 al 23 de diciembre y estaban dedicadas al dios Saturno. En un principio Saturno era el dios de la agricultura, el dios de las sementeras.
Parece ser que uno de los principales motivos que tuvieron los primeros cristianos para celebrar el nacimiento de Cristo en el solsticio de invierno fue precisamente el de borrar las fiestas paganas que tenían lugar en aquellas fechas. Blanco White en su carta fechada en 1806 en Sevilla decía: “… muchas de nuestras antiguas fiestas eclesiásticas fueron trazadas como sustitutivas de ritos paganos, que los sacerdotes cristianos no pudieron desarraigar de otra manera”.
Estas candelas son la versión más española de los árboles de navidad del norte de Europa. Ellos adornan con luces sus árboles, nosotros encendemos con fuego nuestros trozos de árboles. Dos versiones que posiblemente tengan un origen común en el primitivo culto a un mismo dios de la naturaleza.
Las candelas de nochebuena son, sin lugar a duda, y dentro de las fiestas de nuestro pueblo, la que más profundas raíces introduce en el tiempo. Es un verdadero milagro que esta hermosa costumbre haya llegado viva á nuestros días.

(En las fotos, varias candelas preparadas hoy para ser encendidas cuado caiga la noche)



jueves, 23 de diciembre de 2010

Cuarta edición de Concurso Escolar de Tarjetas de Navidad “Pinta nuestra Navidad”

En esta cuarta edición del Concurso escolar de tarjetas de Navidad “Pinta nuestra Navidad”, organizado por la Universidad Popular de Valencia del Ventoso para los alumnos del Colegio Público “Ezequiel Fernández” de nuestra localidad, casi 200 participantes han presentado sus dibujos.
Los premios organizados en cuatro grupos –alumnos de educación infantil, alumnos de primer ciclo de primaria, alumnos de segundo ciclo, y alumnos de tercer ciclo de primaria – han recaído en esta edición en los siguientes participantes:
Categoría A: Educación Infantil: Lola Lobo Suárez
Categoría B: Primer ciclo de Primaria: Nora Verdún Sánchez
Categoría C: Segundo ciclo de Primaria: Carla Sanz Sayago
Categoría D: Tercer ciclo de Primaria: Laura Rodríguez Jara

De entre los premiados en las distintas categorías, el jurado ha decidido que la ganadora absoluta, y, por tanto, la tarjeta que se utilizará para la felicitación de nuestro Ayuntamiento en esta edición, sea:
Laura Rodríguez Jara
La entrega del regalo, consistente en un lote de libros, y el correspondiente diploma, a los autores de los trabajos premiados, se realizó en el Acto Escolar de Navidad a celebrado en la Nave Municipal el miércoles 22 de diciembre.
En la Biblioteca Pública Municipal, Centro Cultural “Los Solares”, se ha instalado una exposición con todos los dibujos realizados que han participado en el concurso. Esta exposición permanecerá abierta al público hasta el día 5 de enero en el horario habitual de la Biblioteca.
Con esta muestra, en la que aparecen los casi 200 dibujos que han concursado, laos organizadores del concurso; Ayuntamiento y Universidad Popular, quieren agradecer la colaboración de todos aquellos alumnos que han participado en el certamen.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Viaje a Tondela (Portugal) con la Coral “Nuestra Señora de la Esperanza”

Recientemente he tenido el placer de viajar acompañando a la coral “Nuestra Señora de la Esperanza” en su visita a la ciudad de Tondela (Portugal) para participar en el encuentro internacional de coros que viene organizando anualmente la “Casa do Povo” de dicha localidad. Junto a ella han intervenido el “Coro Polifónico de la Casa do Povo de Tondela, el Grupo Coral Oasis (Sangalhos) y el Grupo de Músicas e Cantares da Várzea.
Al comienzo del acto, que se celebró en la Iglesia de Canas de Santa María, dirigieron unas palabras de bienvenida y de agradecimiento a todos los participantes el Presidente de la Casa do Povo de Tondela, Jorge Manuel Henriques Rodrigues, el Presidente de la Junta de Freguesia de Canas de Santa María, Joao Carlos Figueiredo Antunes, el Presidente de la Coral Ntra. Sra. de la Esperanza, Miguel Ángel Sánchez, y yo en calidad de Alcalde de Valencia del Ventoso, tuve la oportunidad de dar públicamente la enhorabuena a la Casa do Povo por el esfuerzo realizado en la organización del evento, y felicitar a todos los grupos participantes agradeciendo la invitación, y expresando mi deseo de que este tipo de actos sirvan para acercar cada vez más nuestros pueblos y nuestras culturas, difuminando poco a poco la artificial línea de la frontera entre nuestros dos países.
Además de participar en el encuentro, los miembros de la coral Nuestra Señora de la Esperanza y acompañantes tuvimos la oportunidad de visitar los museos y monumentos de la ciudad de Tondela y, en el viaje de vuelta, no detuvimos para visitar el Santuario Mariano de Fátima.